Elementos de Análisis

Elementos de Análisis

A continuación detallaré algunos elementos que nos pueden ayudar a entender si el activo en qué invertimos es de gestión activa o gestión pasiva.

 

Alfa

El alfa es la relevancia que un gestor ha tenido en la evolución de los resultados de un fondo. Este indicador mide la parte de rentabilidad (positiva o negativa) que se debe única y exclusivamente a la labor del gestor, y no a la evolución del mercado (Beta).

El Alfa de Jensen se define como el diferencial de la rentabilidad obtenida por el fondo y la que podría haber conseguido el benchmark con la misma cantidad de riesgo. Este indicador representa la capacidad que tiene la gestora del fondo de inversión para alcanzar un retorno superior al esperado en función del riesgo contenido en el fondo.

¿Cómo se calcula?

El Alfa (α) es un dato estadístico que representa la medida en la que el fondo se ha comportado mejor o peor que su índice de referencia, modulado por la beta (β), o exposición al mercado, del fondo.

  • Alfa= (Rentabilidad cartera− Rentabilidad Activo libre de riesgo) –
  • ((Rentabilidad mercado − Rentabilidad Activo libre de riesgo ) * Beta cartera)

¿Por qué es importante?

El alfa nos puede servir para juzgar si un gestor está aportando o destruyendo valor a un fondo, por lo que toma especial relevancia en los fondos de gestión activa. Por otro lado, en los fondos de gestión pasiva, en los que se replique el comportamiento de un índice, el alfa será un dato irrelevante para el inversor. Una comisión de gestión alta debería ir ligada a un alfa elevado.

En los fondos de gestión pasiva no se busca generar Alfa.

 

Beta

La beta mide la exposición del ETF al riesgo del mercado así como la sensibilidad del valor liquidativo de un ETF a los movimientos registrados por su índice de referencia.

El coeficiente Beta es importante porque nos da una referencia de cómo se ha comportado históricamente nuestro ETF en relación a la evolución del mercado, señalando el riesgo que asume el fondo en relación a su índice de referencia.

La beta de un determinado activo está basada en su comportamiento histórico por lo que da solamente una estimación de cuál puede ser su beta en el futuro.

La interpretación de la Beta es la siguiente:

  • Beta = 1: Si la beta del ETF o fondo es igual a uno, su valor liquidativo se moverá igual que el índice de referencia. Si, por ejemplo, estamos invirtiendo en un ETF de renta variable española, cuyo índice de referencia es el Ibex 35 y cuya Beta es unitaria, si el Ibex 35 sube un 10%, el fondo de inversión también debería subir un 10%. Aquí es donde tratarán de situarse todos los ETF’s direccionales o Fondos Indexados.
  • Beta > 1: Si la beta del ETF o fondos es mayor que uno, eso implica que el fondo de inversión es más volátil que el índice de referencia y, por tanto, su riesgo es mayor en relación a los movimientos del mercado. El ETF subirá o bajará un porcentaje mayor de lo que lo haga el mercado. Si tuviéramos una beta de 1,5 y el índice bajara un 10%, el fondo bajaría un 15%.
  • Beta < 1: Si la beta del ETF es menor que uno, el fondo de inversión será menos volátil que el índice de referencia; es decir, su riesgo será menor. En este caso, el fondo debería subir o bajar un porcentaje menor de lo que lo haga el mercado. Si hemos invertido en un fondo con Beta 0,5 y el mercado cae un 10%, mi fondo registrará tan sólo una caída del 5% (la mitad).

En los fondos de gestión pasiva la Beta debe ser igual o muy próxima a 1.

 

Tracking error

El Tracking error describe la desviación de la volatilidad de la rentabilidad del fondo respecto de la del benchmark. El tracking error se calcula a través del resultado medio de las desviaciones o volatilidad de la cartera de valores analizada frente a la rentabilidad obtenida por el índice de referencia o bechmark.

En los fondos de gestión pasiva muestra en qué grado se ha replicado la rentabilidad del índice de referencia y es útil para medir el comportamiento de los fondos.

Es una medida de la calidad de la gestión de los fondos al medir en qué grado un gestor se ha separado del índice de referencia que debía replicar, por tanto deben tener un menor tracking error

 

En fondos de gestión pasiva el tracking error no debería oscilar por encima del 2%.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Robert-Casajuana

Autor:
Robert Casajuana

Patrimonio de clientes: 78 millones de euros

Este asesor tiene una valoración de 4.00 sobre 5 (23 valoraciones)

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hablan de nosotros:
Intereconomia_TV.minlavanguardia2invertia1Estrategiasdeinversion2Fundspeople