¿Cómo valorar el hacer un cambio de plan de pensiones?

¿Cómo valorar el hacer un cambio de plan de pensiones?

Durante la vida financiera de un cliente sus condiciones económicas varían dependiendo de la edad, situación financiera, etc. Así, por ejemplo, no es lo mismo las necesidades de ahorro de una persona joven que acaba de empezar a trabajar y tiene toda su vida laboral por delante, que la persona que está a punto de jubilarse.

La teoría dice que se deben ir reduciendo el riesgo de la cartera de planes de pensiones a medida que el cliente se acerca a la jubilación, desde un 100% en renta variable cuando el cliente es  joven y tiene toda la vida laboral por delante, hasta 0% cuando el cliente está a punto de jubilarse y no puede perder ni un solo céntimo.

No existe una teoría de cuándo es el mejor momento para cambiar de plan de pensiones y reducir el riesgo. Debe ser su gestor financiero, que conoce a la perfección sus finanzas y necesidades económicas, el que le asesore sobre cuál es el mejor momento para hacer el cambio. Suele ser un buen momento para cambiar de un plan de pensiones de renta variable a un plan de pensiones mixto cuando el cliente tiene hijos. La razón es porque suele haber un incremento en los gastos y además, la mayoría de los clientes empiezan a estar más concienciados sobre las necesidades económicas que sus hijos pueden tener y su futuro.

Aun así, depende mucho del nivel de ingresos que haya en la familia y las necesidades económicas que se tengan, por no olvidar que cada vez es más normal que las empresas contraten planes de pensiones como incentivos para sus empleados.

Otro de los momentos en los que suele ser muy normal realizar el cambio de los planes de pensiones suele ser cuando el cliente ha superado los 50-55 años. En esa etapa de la vida el cliente suele estar terminando de pagar la hipoteca y en muchos casos, los hijos se han marchado de casa, por lo que los gastos suelen disminuir y es un buen momento de pensar en la jubilación. En esta etapa es cuando se debe reducir al máximo el riesgo de nuestro plan de pensiones en afianzar las cantidades para la próxima jubilación. Normalmente en esta época es cuando más se suele aportar a los planes de pensiones porque los gastos normales (hipotecas, universidades de los hijos; etc.) disminuyen.

Es cierto que con la llegada de las hipotecas a 40 años y que cada vez es más normal tener los hijos más tarde; esta teoría no sirve en la mayoría de los casos, debido a que mucha gente le queda mucha hipoteca por pagar o sus hijos siguen viviendo en casa y estudiando cuando sus padres han superado esas edades; por no hablar de que la edad de jubilación se está alargando por razones laborales o por que el incremento de las mejoras en salud y sanidad hacen que las persona puedan seguir trabajando a partir de los 65 años.

Hay que dejar muy claro que no existen un momento preciso para realizar el cambio, depende de cada cliente sus condiciones financieras particulares y su aversión o no al riesgo.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Autor:
Francisco Uriarte

Patrimonio de clientes: 8 millones de €

Este asesor tiene una valoración de 3.67 sobre 5 (3 valoraciones)

2 Comentarios

  1. Buenas tardes,

    Parece que hay bastante controversia sobre el ahorro fiscal real de este tipo de producto (PP). He leído que la única ventaja es que difieres “el palo” tributario pero que el palo lo recibes en un momento u otro.
    ¿Os importa decirme vuestra opinión?.

    Gracias de antemano

    Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hablan de nosotros:
Intereconomia_TV.minlavanguardia2invertia1Estrategiasdeinversion2Fundspeople