High Yield y un bono normal, diferencias.

¿Qué diferencia hay entre un High Yield y un bono normal? ¿Qué hace falta para que un bono sea High Yield? ¿Qué tipos de bonos hay?

respuesta del asesor

En primer lugar, debemos hacer un pequeño matiz en su pregunta, ya que un bono High Yield puede ser un bono “normal”. La clasificación de High Yield no se refiere a la tipología del bono sino a su calidad crediticia. Lo explicamos con detalle a continuación.
Existen distintas maneras para clasificar las emisiones de Renta Fija, dependiendo del criterio que utilicemos podremos establecer las diversas clasificaciones. La definición de un bono como bono normal no es así del todo correcta. A continuación lo veremos con más detalle.
En primer lugar podemos clasificar los bonos dependiendo del plazo de emisión. Podemos encontrar bonos a corto plazo, a medio plazo y a largo plazo. El plazo de emisión se relaciona con el vencimiento del bono. Esta clasificación es subjetiva, pero comúnmente se denominan los bonos a corto plazo en los que el vencimiento es inferior a 1 año, a medio plazo los que vencen entre 1 y 3 años, y a largo plazo los que superan los 3 años de vencimiento. En otros casos en lugar de 3 años la barrera se stiúa en 5 años.

Otro criterio para clasificar los bonos es por el tipo de emisor. Dependiendo de si el emisor es un gobierno o una entidad privada, podemos clasificar los bonos como gubernamentales o corporativos.
También podemos clasificar los bonos por tipo de cupón, existen los bonos con cupón fijo y los bonos con cupón variable. Los cupones variables acostumbran a estar relacionados al tipo de interés u otros indicadores económicos como la inflación. En el caso de que el cupón sea variable también se pueden denominar bonos flotantes.
Otros criterios válidos son clasificar los bonos por país, por divisa o por sector.
En lo que tu pregunta se refiere, encontramos dos consideraciones, normal y high yield, así que entendemos que por normal entiendes lo que no es high yield.

La clasificación que establecemos según el rating de la emisión. El rating es la calificación crediticia que otorgan las grandes agencias de calificación, principalmente Standard & Poor’s, Moody’s y Fitch. Si las emisiones tienen una alta calificación crediticia se denominan bonos Investment Grade (Grado de Inversión), el rango de calificaciones va de AAA a BBB-. Cuando la calificación se encuentra un escalón por debajo de BBB-, encontramos los bonos High Yield (Grado de especulación), el rango se encuentra desde BB+ hasta C. Por debajo de la calificación C solo encontramos los bonos Default, los bonos que han quebrado.
Además de al rating podemos atender a la calidad del bono y su posición en el orden de prelación de acreedores.

Un bono normal, si atendemos al tipo de bono y su posición acreedora, será un bono sènior, podemos encontrar los pagarés y las letras (habitualmentea menos de 18 meses), las cédulas hipotecarias (sólo emitidas por entidades financieras), los bonos avalados, la deuda subordinada o las participaciones preferentes. En este caso, los bonos “normales” son los que son emitidos como deuda sénior. Los podemos catalogar de normales ya que pagarán el cupón y devolverán el nominal invertido a vencimiento siempre que la entidad no entre en concurso de acreedores. La deuda subordinada o las participaciones preferentes pueden no pagar el cupón si la entidad presenta pérdidas en algún ejercicio económico. Los pagarés son bonos a corto plazo emitidos al descuento.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Robert-Casajuana

Autor:
Robert Casajuana

Patrimonio de clientes: 78 millones de euros

Este asesor tiene una valoración de 4.00 sobre 5 (23 valoraciones)

Evaluación independiente

Averigua si tus ahorros están bien invertidos con un clic

¡Quiero saberlo ya!

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hablan de nosotros:
Intereconomia_TV.minlavanguardia2invertia1Estrategiasdeinversion2Fundspeople