Clases de Fondos de Inversión

¿Cuántas clases fondos de inversión existen? ¿Cómo me afecta?

respuesta asesor

Existe una gran variedad de tipos de fondos. Cada fondo se diferencia por su política de inversión. Los gestores del fondo pueden invertir el patrimonio del fondo en una u otra clase de activos financieros y asumir mayor o menor volatilidad. Por ejemplo es fácil ver en qué se diferencia un fondo de inversión monetario en comparación con un fondo que invierte en renta variable de países emergentes. Entre esos dos tipos de fondos, hay una gran variedad de combinaciones que podemos ajustar a cualquier inversor teniendo en cuenta su perfil de riesgo y horizonte temporal.

  • FONDOS DE INVERSIÓN MONETARIOS: están pensados para carteras que tienen un perfil inversor muy conservador o para la parte más liquida y refugio de una cartera diversificada. Son fondos que tienen una volatilidad muy baja y tienen como objetivo mantener el principal y obtener una rentabilidad acorde con los tipos del mercado monetario. El vencimiento medio de la cartera es igual o inferior a 12 meses. En cuanto a la calidad crediticia, tienen una elevada calidad a juicio de la gestora teniendo en cuenta, al menos: calidad crediticia del activo, tipo de activo, riesgo de contraparte y operacional en los instrumentos financieros estructurados y perfil de liquidez de los activos. El plazo máximo de reembolso de este tipo de fondos es 24 horas. Dentro de los fondos de inversión monetarios podemos distinguir entre:

Fondos de inversión en activos monetarios nacional: Renta fija < 18 meses y Divisa: Euro, Máximo 5% No Euro

Fondos de inversión en activos monetarios internacionales:Renta Fija < 18 meses, Divisa: No euro, en un porcentaje superior al 5%. Riesgo adicional por el efecto divisa

  • FONDOS DE INVERSIÓN DE RENTA FIJA:

Fondos de inversión Renta fija a corto plazo: Son fondos que invierten el 100% en renta fija a corto plazo, la duración media de la cartera debe ser inferior a 2 años. Se admite un máximo de un 5% en monedas no euro. Dentro de la renta fija a corto plazo nos podemos tener:

Fondtesoro: F.I cuyo patrimonio está invertido, exclusivamente, en Deuda del Estado (Letras, Bonos y Obligaciones), constituido en régimen de capitalización. Fondos de Inversión Autonómicos: los cuales tendrán que tener invertido, como mínimo el 25% de su patrimonio en Deuda Pública de la Comunidad Autónoma correspondiente y el resto en Deuda Pública).

  • Renta Fija a corto plazo de empresas privadas.
  • Renta Fija a corto plazo emergente.

También podemos distinguir entre:

RFCP Nacionales: En Euro, tienen un límite de inversión del 5% en divisa no Euro

RFCP Internacionales: Importe máximo en divisa No Euro del 95%

Renta Fija a Largo Plazo: son F.I que invierten el 100% en renta fija a largo plazo (la duración media de la cartera debe ser superior a 2 años). Máximo del 5% en monedas no euro. Existen varias categorías dentro de esta modalidad:

  • Renta Fija Privada: invierte exclusivamente en bonos y obligaciones de empresas privadas.
  • Renta Fija Emergente: tanto en empresas públicas como privadas.
  • Renta Fija High Yield: bonos de baja calidad crediticia (rating inferior a BBB /Baa).
  • Renta Fija Convertible: permite al inversor convertir su activo (renta fija) en R.V.

También pueden ser nacionales e internacionales.

  • FONDOS MIXTOS: pueden ser nacionales o internacionales o diferenciar por sectores. Y podemos diferenciar en:

Renta Fija Mixta (RFM): Invierten menos del 30% en Renta Variable, el resto se destina a RF a corto o largo plazo: Flexibilidad para adaptarse al mercado, Bandas tácticas o de fluctuación = Estrategia del Gestor, Poca diversificación en países o sectores

Dentro del Fondos de RFLP podemos distinguir entre Nacionales e Internacionales.

Renta Variable Mixta (RVM): invierten entre el 30 y el 75% de su cartera en R.V

Flexibilidad para adaptarse al mercado y Bandas tácticas o de fluctuación.

Mixtos Flexibles: aquellos donde el gestor suele tener la capacidad de invertir de manera flexible en toda clase de activos en diferentes proporciones a lo largo del tiempo según las circunstancias de mercado (con ciertas limitaciones).

  • FONDOS DE RENTA VARIABLE:

Renta Variable Internacional: invierten más del 75% de su cartera en R.V, flexibilidad para adaptarse al mercado, bandas tácticas o de fluctuación, diversificación en países o sectores y diversificación en divisas.

Subsectores:

  • Renta Variable Emergente: invierten en valores de renta variable de países emergentes
  • Renta Variable “ small caps”: invierten en empresas de pequeña y mediana capitalización
  • Renta Variable “ large caps”: invierten en empresas de alta capitalización
  • Renta Variable Sectorial: invierten exclusivamente en un sector de la economía (farmacia, utilities, banca, energía, inmobiliario, telecomunicaciones, tecnología, etc….)
  • Renta Variable “ dividend”: invierten en empresas con elevado “dividend yield” (autopistas, utlities, etc.).
  • Renta Variable nacional: invierten más del 75% de su cartera en Renta Variable (de ésta, al menos el 90% de empresas domiciliadas en España). Diversificación por sectores, sectoriales de unos mismos sectores económicos y cotizados(en mercados secundarios organizados).

 

FONDOS DE INVERSIÓN GARANTIZADOS:aseguran todo o parte del capital invertido a una determinada fecha prefijada. Su rentabilidad puede ir referida a la evolución de un índice de referencia o a varios de ellos (el IBEX-35, Eurostoxx 50, Dow Jones, etc). La parte del capital invertido que se ha garantizado es siempre y cuando el inversor mantenga sin vender sus participaciones durante un plazo determinado (normalmente 3 y 5 años), si lo quiere hacer liquido fuera de las fechas pactadas será a valor de mercado, como cualquier otro fondo. La fecha de suscripción del fondo también esta prefijada (normalmente cuando se comercializa).

Puede haber fondos que no garanticen el total, sino una parte de la cantidad invertida (como por ejemplo un 90%) más otro porcentaje de revalorización de la media de la evolución del índice (por ejemplo el 80% de la media que de la evolución del IBEX-35 durante ese periodo).

Los fondos garantizados pueden clasificarse en tres categorías:

  1. Garantizado rendimiento fijo: IIC para el que existe garantía de un tercero y que asegura la inversión más un rendimiento fijo.
  2. Garantía parcial: IIC con un objetivo concreto de rentabilidad a vencimiento, ligado a la evolución de instrumentos de renta variable, divisa o cualquier otro activo, existe la garantía de un tercero que asegura la recuperación de un porcentaje inferior al 100% de la inversión inicial.
  3. Garantizado el rendimiento variable: IIC con la garantía de un tercero y que asegura la recuperación de la inversión inicial más una posible cantidad total o parcialmente vinculada a la evolución de instrumentos de renta variable, divisa o cualquier otro activo. Además incluye toda aquella IIC con la garantía de un tercero que asegura la recuperación de la inversión inicial y realiza una gestión activa de una parte del patrimonio.

La garantía del fondo viene dada por una tercera entidad llamada “El Garante”. Esta entidad asume el compromiso de aportar la cantidad necesaria para que el partícipe conserve su inversión inicial, si la evolución de la cartera del fondo no ha cumplido las expectativas del capital garantizado.

Hay dos tipos:

  • Garantía interna: cuando la cantidad garantizada se entrega directamente al fondo, es decir el partícipe la recibe a través del valor liquidativo de sus participaciones, y por lo tanto no tiene efectos fiscales inmediatos. Recordemos que las plusvalías de los fondos (ganancias patrimoniales), no tributan hasta que no se produzca el reembolso de las participaciones. (Según la legislación actual 29/10/2014)
  • Garantía externa: si el participe recibe el importe en su cuenta la diferencia entre el valor liquidativo del fondo en la fecha de vencimiento de la garantía y el valor liquidativo garantizado, se consideran rendimientos de capital mobiliario y tributan en el mismo ejercicio en que se perciben. (Según la legislación actual 29/10/2014)

FONDOS DE INVERSIÓN DE RETORNO ABSOLUTO: tienen un tipo de gestión distinta a la convencional, que se caracteriza por perseguir un objetivo, no garantizado, de rentabilidad y de riesgo. Buscan dar una rentabilidad siempre positiva (a medio plazo entre 2-3 años), independientemente de las circunstancias en las que se encuentre el mercado, no toman un índice de referencia como ocurre en la gestión de otro tipo de fondos más convencionales, tratan de estar descorrelacionados con el mercado lo máximo posible. Limitando las pérdidas o incluso también obtener rendimientos positivos en mercados a la baja. Para ello pueden tomar posiciones cortas, futuros, derivados y opciones. Con ello tienen la volatilidad muy controlada.

Otro tipo de fondos: Fondos de inversión inmobiliaria, fondos por compartimentos, fondos de inversión índices, fondos de inversión globales, fondos indexados, fondos multimarca, etc.

Existen multitud de clases de fondos de inversión, la elección de los adecuados dependerá de su perfil inversor, horizonte temporal y momento de mercado. De tal forma que tenga una cartera correctamente diversificada (activos, zonas geográficas, tipos de gestión, vencimientos, gestoras, sectores, etc.) que se ajuste a sus características personales.

Como siempre, mi equipo y yo nos ponemos a su disposición, para que contacte con nosotros si así lo desea y podamos ofrecerle cualquier ayuda que necesite.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Autor:
José Manuel García Rolán

Patrimonio de clientes: 102 millones de euros

Este asesor tiene una valoración de 4.28 sobre 5 (50 valoraciones)

Evaluación independiente

Averigua si tus ahorros están bien invertidos con un clic

¡Quiero saberlo ya!

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hablan de nosotros:
Intereconomia_TV.minlavanguardia2invertia1Estrategiasdeinversion2Fundspeople